Cómo Funciona un Termómetro Infrarrojo

La medición de temperatura sin contacto es posible por el hecho de que todos los objetos emiten una energía infrarroja invisible. La cantidad de energía emitida es proporcional a la temperatura y la emisividad del objeto. 

La Emisividad depende del material del que está hecho el objeto y el acabado de su superficie. La emisión y reflección del material se cuantifica por la emisividad, la cual tiene valores de un rango de 0.30 a 1.00

Emisividad, es la proporción de radiación térmica emitida por una superficie y se debe a una diferencia de temperatura determinada. Es la transferencia de calor por la emisión de ondas electromagnéticas entre dos superficies y no necesita un medio para llevarse a cabo. Todo cuerpo por encima del cero absoluto emite radiación.

Los instrumentos infrarrojos toman lecturas de temperatura por medio de sensores que captan el total de energía que surge de un objeto, la cual se compone de energía emitida, energía reflejada y energía transmitida. (ver Figura 1) Para la mayoría de los objetos, la energía transmitida es 0 (cero). Usando la emisividad fijada (0.95 en los modelos Standard, definido por usuario en modelos avanzados), la unidad calcula la energía emitida y compensa los efectos de la energía reflejada. El valor de la temperatura se obtiene de la cantidad de energía emitida. El proceso entero toma lugar en una fracción de segundos.